NO TE LO PIERDAS! Escucha nuestro podcast en tu plataforma favorita Escuchar
TecnologíaOcio

Etiquetas NFC, la automatización al alcance de todos

2 Minutos de lectura

La tecnología NFC es bastante común en estos días y se presenta en la mayoría de los teléfonos inteligentes de gama alta. Además de la comunicación de teléfono a teléfono, también se pueden utilizar pequeñas etiquetas NFC para almacenar y transferir información.

¿Qué son las etiquetas NFC?

Las etiquetas NFC pueden almacenar una amplia gama de información, desde líneas cortas de texto, como una dirección web o detalles de contacto, hasta enlaces a aplicaciones en Google Play Store. Es una forma rápida y eficiente de enviar información rápidamente al teléfono y estas pequeñas etiquetas pueden reemplazar los códigos de barras y QR, e incluso podrían usarse en lugar de Bluetooth en algunos casos. 

¿Cómo funcionan las etiquetas NFC?

Las etiquetas NFC son dispositivos pasivos, lo que significa que funcionan sin una fuente de alimentación propia y dependen de que un dispositivo activo entre en el rango antes de activarse. Las etiquetas NFC no pueden realizar ningún procesamiento por sí mismas, sino que simplemente se utilizan para transferir información a un dispositivo activo, como un teléfono inteligente. Para alimentar estas etiquetas NFC, se utiliza la inducción electromagnética para crear una corriente en el dispositivo pasivo. 

Una vez que el dispositivo pasivo está dentro del alcance del campo magnético del dispositivo activo, los electrones en la bobina de cable receptora comienzan a producir una corriente que coincide con la del teléfono inteligente transmisor. 

¿Qué tipos de etiquetas NFC podemos encontrar?

Las etiquetas NFC se comunican mediante los estándares inalámbricos ISO 14443 tipo A y B, que es el estándar internacional para tarjetas inteligentes sin contacto, los cuales se utilizan en muchos sistemas de transporte público. Esta es la razón por la que los dispositivos NFC se pueden utilizar con las tecnologías sin contacto existentes, como los puntos de pago con tarjeta.

Hay una gama de diferentes tipos de etiquetas disponibles, las cuales ofrecen diferentes niveles de almacenamiento y velocidades de transferencia. Los tipos de etiquetas 1 y 2 vienen con capacidades de solo 48 bytes y 2 kilobytes de datos, y pueden transmitir esa información a solo 106 kbit / s. Estas etiquetas están diseñadas para ser muy rentables y también se pueden reutilizar si desea cambiar los datos almacenados en ellas.

El argumento más fuerte a favor de NFC, sobre otras formas de comunicación inalámbrica de corto alcance, es que las etiquetas son increíblemente baratas de fabricar y mantener, pero aún pueden usarse para una amplia gama de aplicaciones. Con un circuito muy simple y muy pocos componentes, las etiquetas NFC se pueden producir en masa a un costo unitario muy bajo.

Dado el despliegue de métodos de pago móviles que pueden usar NFC, cada vez más teléfonos inteligentes envían comunicación NFC habilitada. Seguramente dentro de unos años veremos las casas y calles llenas de etiquetas.

Artículos relacionados
Tecnología

La importancia de identidad descentralizada en la web3

3 Minutos de lectura
Cuando analizamos las áreas emergentes en Web3, la visión principal se ha establecido en permitir que las personas operen de manera descentralizada…
PodcastOcio

Aureo, conocimientos de grandes mentes empresariales en 20min

1 Minutos de lectura
Juan Sarrado, CEO de la app de audiolibros Aureo nos enseña como aprender de líderes en 20 minutos. Obtén el conocimiento que…
ComunicaciónOcioRandomTecnología

Podcasting 2.0, la descentralización del podcasting ha comenzado

5 Minutos de lectura
A pesar de los más de 20 años de existencia del podcasting, los conceptos y aplicaciones que envuelven al sector y tecnología…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas nuestro podcast
Disfruta de las mejores entrevistas a profesionales del sector